Diputados y Senadores bonaerenses alertan sobre riesgo democrático

Los bloque de Diputados y Senadores de Unidad Ciudadana-FPV de la Provincia de Buenos Aires, expresan su más absoluto repudio y profunda preocupación democrática por el gravísimo embate judicial contra dirigentes opositores que encabeza el juez Bonadío, quien actúa de manera cada vez más evidente en el marco de la agenda que le marca el Presidente de la Nación, Mauricio Macri. 

El propio Presidente, quien no tuvo empacho en advertir “ojo con aquellos que son cómplices de lo que sucedió la década pasada, van a terminar todos presos” (La Nación; 17/10/2017) o que amenaza abiertamente a Diputados opositores o dirigentes sindicales y sociales tratándolos de mafiosos cada vez que hay alguna dificultad política o económica motivada en sus propias decisiones de ajuste y endeudamiento, sale literalmente a cazar opositores y motorizar todo el sistema comunicacional monopólico y concentrado para mostrar mediáticamente la forma brutal en que está dispuesto a disciplinar al pueblo argentino, de manera directa con  represión y muertes, o a través del amedrentamiento a los dirigentes que se animan a representarlo.
Las recientes detenciones ocurridas en el marco de la causa por el Memorándum con la República Islámica de Irán, enmarcada en la supuesta figura de encumbrimiento al atentado a la AMIA (justo el mismo Juez que fuera el principal responsable de que ese atentado quede absolutamente impune y que fuera apartado por encubrimiento en dicha causa), han sido ejecutadas violando absolutamente todas las garantías procesales y constitucionales y están ostensiblemente orientadas a silenciar a los sectores que aún se expresan como oposición en la Argentina. 
Justo cuando el Congreso de la Nación y las distintas legislaturas provinciales se disponen a tratar paquetes de reformas que vulneran, cuando no eliminan, derechos básicos de los trabajadores y jubilados de nuestro país, el juez Bonadío, siguiendo la agenda política del Poder Ejecutivo, cumple con mandar este tipo de mensajes de amedrentamiento que conllevan la consolidación de la metodología gubernamental de apriete, extorsión, amenaza y, cuando nada da resultado, violencia, represión y presos políticos. 
Por eso los bloques de Diputados y Senadores bonaerenses de Unidad Ciudadana-FPV advertimos públicamente acerca de la gravedad inusitada con que se destruye el estado de derecho día a día en la Argentina, poniendo en riesgo el sistema democrático y la vida en paz de los argentinos. 
Exigimos el inmediato pedido de juicio político al juez Bonadío y convocamos al movimiento obrero, a los movimientos sociales y a todo el pueblo bonaerenses a organizarse en cada rincón de la Provincia, manteniendo un estado de alerta en defensa de la democracia argentina.  
Defender la democracia es defender la libertad de pensar diferente al Gobierno, al poder económico; defender la democracia es defender el derecho de los trabajadores y sus ingresos; defender la democracia es defender a quienes trabajaron toda la vida, y que ahora pretenden someter a una jubilación de miseria. En definitiva, defender la democracia es impedir que millones de argentinos sean sometidos por un puñado de jueces impresentables, de empresarios socios de la dictadura y de un Presidente que ha hecho de la impunidad y la extorsión un modo de vida.

.