Comenzaron las obras hidráulicas para la repavimentación de la Avenida Vergara

Son obras complementarias que resolverán los anegamientos en zonas históricamente inundables. Avanzan los trabajos en Parque Johnston y en el centro de Hurlingham.

El Municipio de Hurlingham comenzó a realizar las obras hidráulicas complementarias para la repavimentación de la Avenida Vergara, que resolverán problemas de anegamientos que existen en distintos puntos del partido.
En total se construirán 24 nuevos sumideros y 10 cámaras de inspección y se realizarán casi 8 mil metros cúbicos de excavación y relleno hidráulico y más de 1.800 metros lineales de cañería de hormigón para evitar inundaciones.
Una de las obras se realiza en Parque Johnston, en la traza de las calles Forest, Río Colorado, Patricios y Argerich, donde se encuentra el Hospital Municipal “San Bernardino”, una de las zonas inundables del distrito.
Otra abarca la Avenida Vergara, desde Ocampo hasta O’Higgins, e incluirá las calles Bauness, Génova, Dell’Eva y Ocampo al 2200, una parte que históricamente sufrió anegamientos.
La repavimentación de Vergara, la avenida más importante del partido, es una obra histórica que mejorará el tránsito y la seguridad vial para todos los vecinos.
Cuenta con una inversión de $50 millones de pesos y comprende el tramo que va desde Concepción Arenal, en Villa Tesei, hasta la calle Remedios de Escalada, en la intersección con las vías del Ferrocarril San Martín.
En total se realizarán 24.510 metros cuadrados de carpeta asfáltica. Además, se construirán 19 nuevas dársenas para colectivo con sus respectivos refugios, se realizarán nuevas banquinas, se instalará nueva luminaria con tecnología led y se efectuará la poda correctiva de los árboles ubicados en la traza para mejorar la iluminación durante la noche.

.

El municipio realizó un megaoperativo de control de motos y vehículos para prevenir el delito: hay dos detenidos

La Secretaría de Seguridad llevó a cabo intensos controles junto a las fuerzas policiales. Hay un detenido que circulaba en una moto con pedido de secuestro y otro por posesión de drogas.

El Municipio de Hurlingham llevó a cabo, junto a las fuerzas de seguridad, un megaoperativo de control de motos y vehículos para prevenir el delito y evitar accidentes de tránsito.
El operativo contó con seis postas policiales móviles ubicadas en la zona de Av. Vergara y Vicente Camargo, una arteria muy importante que sirve de conexión con otros distritos vecinos. La iniciativa se suma a los controles de rutina que se realizan todos los días en distintos barrios del partido.
A partir de esta intervención se logró detener a una persona que circulaba en una motocicleta que poseía pedido de secuestro por robo agravado y a otro conductor de un automóvil que tenía drogas en su mochila. Además, se secuestraron 3 vehículos y 6 motos por diversas infracciones.
“Estas medidas están destinadas a disminuir el índice del delito. Día a día estamos incorporando nuevas herramientas para que los vecinos tengan mayor tranquilidad a la hora de salir de sus casas, como nos pide el intendente Juan Zabaleta”, remarcó el secretario de Seguridad de la comuna, Damián Feu.
Además, señaló que durante los operativos que se vienen realizando todos los días ya se secuestraron “aproximadamente 300 motos y 50 automóviles, se lograron secuestrar armas y estupefacientes y se detuvieron a varias personas que estarían vinculadas a distintos tipos de delitos”.
En el megaoperativo, que se denomina “de saturación” por su nivel de alcance y capacidad de control en poco tiempo, intervinieron la Secretaría de Seguridad municipal, la Jefatura Distrital, la Policía Local, el Comando de Patrullas y las divisiones de Automotores y Antinarcóticos de la Policía Bonaerense.

.

Continúa el programa de compactación de vehículos judicializados en Hurlingham

El Municipio de Hurlingham continúa con el programa de compactación y erradicación de motos y vehículos secuestrados, una iniciativa que permite despejar y recuperar el espacio público, descontaminar el ambiente y mejorar la seguridad en toda la comuna.
En esta oportunidad, se compactaron más de 70 motos y 10 automóviles que se encontraban en el depósito municipal. El producido de la compactación se destinará a entidades benéficas.
La conversión en chatarra de autopartes y vehículos judicializados forma parte del Programa Nacional de Compactación (Pronacom) al que el Municipio adhirió a partir de un convenio con los ministerios de Seguridad nacional y provincial.
A través de este plan, que fue lanzado en el distrito por el intendente Juan Zabaleta el año pasado, ya se redujeron más de 400 motos y 40 autos en Hurlingham.
El operativo de compactación estuvo supervisado por el director de Tránsito del municipio, Jorge Tassara.

.