Uno de cada tres estudiantes señaló no haber recibido ESI en el colegio

.

Mujeres de la Matria Latinoamericana – MuMaLá, realizó una encuesta con el objetivo de conocer en qué estado se encuentra la implementación de la Ley de Educación Sexual Integral en la provincia de Buenos Aires. 

Desde MuMaLá hemos llevado adelante en la provincia de Buenos Aires una encuesta presencial, durante el mes de julio, a jóvenes que estén cursando o hayan cursado en 2017 la educación secundaria; con la intensión de conocer con mayor precisión la implementación de la E.S.I. en la Escuela.
Partiendo de la premisa que por ley desde 2006 la Educación Sexual Integral es un derecho que debe dotar a niñas, niños y adolescentes de las herramientas necesarias (que comprenda su proceso de crecimiento), con mirada crítica y mediatizada por el diálogo, para el pleno desarrollo integral de la sexualidad.
En la observancia de que según Amnistía Internacional en nuestro país se registraron en 2017 un total de 72.791 embarazos adolescentes no deseados, lo que representa una tasa de 41,9% cada mil mujeres de entre 15 y 19 años. Esto habla de la vulneración de los derechos sexuales y reproductivos, y del acceso a la esi.
Datos – Implementación de la E.S.I. en la escuela relevados por MuMaLá Buenos Aires:

El primer elemento relevado cuantitativo ha sido, el reconocimiento de si se sabe que existe una ley que indica obligatoriedad en la materia desde hace 12 años; arrojando un 62% No, un 30,9% si y un 6,7 no sabe o no contesta. El segundo elemento fue frente a la pregunta en torno a si debería haber ESI en todas las escuelas en forma obligatoria: el 85,2 % opto por el sí, el 9,8% tal vez, el 3,5% no sabe, y solo el 1,3% no. Lo cual se podría inferirse en esta primera aproximación que gran parte de la población juvenil y/o estudiantil reconoce la necesidad de sus contenidos y la obligación en su implementación, en contraste con el no registro en la memoria y sus aprendizajes de la existencia de la ley 26.150.

El tercer dato relevado, también con aporte a la conclusión más arriba señalada, fue el reconocimiento de la posible definición de la ESI según la opinión del escuestade: el 54,9% opto por temas que debieran verse en todos los niveles educativos obligatorios, el 18% una materia de la escuela secundaria, el 12,9% temas que debieran verse en todas las materias de la escuela secundaria, el 9,4% no sabe o no contesta y solo el 3,9% temas que cada escuela/institución puede decidir si los da o no.

Al observar el nivel en el cual recibió ESI en la educación secundaria, siendo este nivel el más fresco en la memoria por ser destinatarixs directxs de la encuesta;  el parámetro de No haber recibido o No recordar es de 1/3 sobre el total de lxs encuetades, siendo ascendente el porcentaje en niveles anteriores.
Por otro lado, al indagar en la frecuencia de las clases/talleres sobre ESI en el último año, se observó que: un 28,2% una o dos veces por año, 20,1% No recibió, 15% semanalmente y 13,8% espontáneamente con el/la docente (por cercanía o confianza).

Por último, también relevamos cuales fueron los contenidos que recordaban haber tratado en ESI, observando que los contenidos más vistos en primaria y secundaria son el funcionamiento del aparato reproductivo y ciclo menstrual (en Inicial 6,07%, en Primaria 41,8%, en Secundaria 43,7%, No se trato 14,18%, No sabe/No contesta 11,6%) y métodos anticonceptivos (en Inicial 5,34%, en Primaria 23,57%, en Secundaria 53%, No se trato 18,41%, No sabe/No contesta 9,57%). Esto en comparación con los menos vistos con un registro muy bajo en líneas generales, son la reflexión sobre la igualdad en derechos (en Inicial 5,52%, en Primaria  11,23%, en Secundaria 19,33%, No se trato 52,3%, No sabe/No contesta 17,12%) y el cuidado, conocimiento y autodeterminación sobre el propio cuerpo (en Inicial 13,25%, en Primaria 22,09%, en Secundaria 26,33%, No se trato 37,75%, No sabe/No contesta 14,54%). En conclusión, arrojando una mirada biologicista poco integral para el abordaje de la salud sexual construida desde la plenitud y la libertad para la acción.