YOUTUBE LA HORA

Nota a Ayelen Bicerne Subsecretaria de Igualdad de Género y Diversidad del SUTEBA a nivel Provincial.
Por L.H Mujer

La ESI surge en el gobierno anterior y otorga una especie de querer establecer una igualdad jurídica junto con la ley de identidad de género y con la ley 26.485, llamada ley integral de protección a favor de las mujeres víctimas de violencia.

El tema es concreto, si no hay financiamiento, cosa que este gobierno no quiere invertir porque al parecer todo este tipo de programas socioeducativos los tiene como un gasto. La ESI está trabada, lo que queda es a voluntad de los docentes que se apropian de esa educación sexual integral y la quieren hacer parte en las escuelas, en realidad tendría que ser un conjunto de eso, porque si no queda financiamiento, el docente puede llegar a pensar en “si a mí no me pagan por esto, ¿para qué la voy a implementar?
A su vez, la ley lo que tiene de interesante es que tiene que ser obligatoria en las escuelas secundarias, o sea que si hay voluntad política por parte de los jerárquicos para aplicarla, yo por ejemplo como jerárquica podría decirle a mis docentes que se tienen que apropiar de esa ley y aplicarla concretamente en las aulas, transversalmente en todas las áreas, como dice la ley.
El tema es, al no haber financiamiento, no hay capacitación obligatoria. Cuando el Estado por ejemplo no se apropia de esa ley y dice que voy a establecer como política pública capacitación obligatoria en servicio para todos los docentes, para que finalmente apliquen la ley y la lleven a cabo, termina quedando en el aire por así decirlo. Eso es lo que notamos dentro del SUTEBA, más propiamente dicho, las compañeras que ar-mamos un proyecto para la creación de secretaria de igualdad de género y diversidad de SUTEBA.
A su vez en algunos distritos hemos podido convencer y articular con esas futuras secretarias y lo que hicimos fue otorgar talleres de capacitación. Los que están al frente de esta experiencia se vieron muy conformes porque se dieron cuenta que no tienen conocimiento de leyes. Ya en Julio vamos por el tercer taller, lo que hacemos es ofertar los talleres que están dados por capacitadores y capacitadoras en perspectiva de género y también en una perspectiva de diversidad de género. Si bien el género es mal interpretado a veces y se lo relaciona sólo con el sexo femenino, pero la idea de la creación de las secretarias del SUTEBA, partía de la necesidad de que en la infancia o adolescencia hay personas que son excluidas, primero por la familia (primera socialización) y segundo la escuela. Esas personas no terminan la secundaria, quedan totalmente excluidas, no acceden al campo laboral que también es una deuda y falta de políticas públicas del Estado. Lo que planteamos es que a veces en las escuelas primarias y secundarias públicas desconocen la ley o la aplicación de la misma. Lo que implica es que existe dentro del sistema algo de lo que hay que hacerse cargo, quedan estas subjetividades, trans y travestis excluidas del sistema educativo.
Terminan en que son prostituídas por este sistema ya que han sido excluidas de toda forma de progreso, el mismo sistema las lleva a terminar de esa manera. Por otro lado, en el Encuentro Federal de Derechos Humanos que se hizo en la UNdAV, (Universidad Nacional de Avellaneda) fui parte de una comisión de diversidades y me encontré con compañeras travestis y trans que fueron excluidas del sistema educativo y ahora estudian y han podido armar un bachillerato de adultos, queda a voluntad del resto mientras que el Estado y nosotros también como agentes del Estado nos tenemos que hacer una autocrítica en muchos aspectos , porque evidentemente si como docentes terminamos excluyendo a esas diversidades, algo no estamos haciendo correctamente.
Hay que reconocer que esa persona trans o travesti es un par, una compañera, una persona, que a su vez tiene que ser reconocido como sujeto de derecho y acceder a los derechos humanos, estos son para todxs. Yo pensaba esto la otra vez, hoy las trans y travestis están peleando por el cupo laborar travesti/trans para que se aplique totalmente, estamos reclamando un derecho humano que tendría que ser normal y obvio, y lo están reclamando. La Constitución Nacional establece que todas las personas que habiten el suelo argentino tienen el derecho a un trabajo digno, es ilógico.
Evidentemente en esta sociedad hetero-patriarcal necesitamos volver a reclamar eso. Esa diversidad afectiva y sexual y de géneros es la que tiene que ser introducida también en los sindicatos, en todos los sindicatos, yo hablo desde SUTEBA, que no solo se piense que en la lucha docente hay solo hombres y mujeres.
La idea de la secretaria de igualdad de género es transformar la educación, hacerla realmente inclusiva, hay que pelear y luchar por eso. Que sea realmente democrática y anti-patriarcal, anticapitalista, anticis hetero normativa sexista, y laicista. Eso es lo que yo aspiro y pretendo construir y trabajar dentro de la subsecretaria, ese es mi mayor deseo.

.

Vivir al margen de los límites
tradicionales de los sexos.
Por Nadina Caccia
Quisiera en esta oportunidad, reflexionar, acerca del día contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género, conmemorado como todos los años el 17 de mayo.
Cuando nacemos somos clasificados como niños o niñas y cuando crecemos adquirimos la catego-rización social de hombre o mujer. Los aspectos biológicos que traemos -patrón de cromatina sexual, gónadas, perfil de hormonas sexuales y apariencia sexual externa definen y diferencian nuestros aspectos reproductivos pero no expresan las diferencias de los aspectos conductuales o de roles que la sociedad nos va asignando como masculino o femenino, lo que va conformando en parte nuestra identidad de género.
En lo últimos años se han flexibilizado lo masculino y femenino de tal forma que cada persona pueda incorporar elementos en su identidad de acuerdo a lo que mejor lx represente en cuanto a sus deseos y necesidades. Pero los cambios sociales son lentos, hacia la no discriminación. Lo mismo sucede ocurre con la intersexualidad (nacer con ambos genitales-masculino y femenino).
Siempre he pensado que la coeducación como una alternativa: podría ser el fortalecer a través de programas educativos transversa-les con una formación clara, eliminando los estereotipos sexistas y elementos discrimina-torios sobre niños y niñas. Así, en los programas curriculares, fundamentalmente hablando del área de educación y salud, es necesario introducir contenidos relaciona-dos con la identidad de género e identidad sexual, más allá de lo biológico, sin inducir ni guiar hacia ningún tipo de orientación sexual, sino basada en el respeto hacia el/ la otrx. El tema de la intersexualidad es sumamente interesante, y diferente a todo, hay muchos casos de operaciones de bebes, por decisión de sus progenitores y/ o especialistas médicos Se trata de elegir en pocas horas, qué sexo tendrá ese bebé recién nacido, aquí me lleva a pensar por un lado, la desesperación, el desconocimiento, por parte de los padres, y por otro, por una cultura y sociedad que te presionan para definir que sexo tendrá ese bebé.
Nunca se ha hablado mucho sobre la intersexualidad, y me parece que es hora de comenzar a pensar que pasará con esos niños, que son sometidos a cirugías, también a tomar hormonas, o a tener que comportarse de la manera que su sexo indica. Ese sexo elegido por sus padres y médicos también, es una presión que se ejerce sobre ellxs.
¿Estamos lo suficientemente capacitados para trabajar, y aceptar como sociedad esta temática en particular? Podemos cruzar esos límites y pensar que no solo hay dos géneros, porque para vivir como unx quiere, hay que ser valiente, romper con estigmas sociales.
La pregunta sobre cuántos sexos existen abre un abanico de respuestas y repregun-tas. Pone en tensión la creencia aceptada socialmente sobre el binario mujer/hombre, el cual se basa en una matriz histórica de pensamiento dicotómico a partir de la que vemos y vivimos el mundo social mediante oposiciones como:
Civilización/barbarie, riqueza/pobreza, niño-niña/adulto-adulta.
Me interesa recuperar aquello que exponía anteriormente sobre la heterogeneidad según diversos condicionamientos: género, posición social, etnia. Hay vivencias infantiles atravesadas por tensiones en torno a la cuestión de la sexualidad y el género (temática que, considero personalmente, se encuentra invisibilizada en algunos estudios sociológicos, entre otras disciplinas, sobre niños/as). Esto implica, crecer con cicatrices…no solamente físicas.
Muchas historias de individuos que han tenido diferentes trayectorias en lo que refiere a la construcción de una identidad de género, a la normalización de los genitales, asignación de sexos(generar apariencias) sólo se visibiliza y hace pública la vida de una niña por ejemplo , que -con apoyo de su mamá - el primer caso que se dio en Argentina en el año 2013, de LOANA donde con a su corta decide ante la justicia su identidad y cambio de DNI- aquí, ha podido resignificar su interés superior, a partir de una decisión sobre su género, y el acompañamiento familiar y leyes nacionales que la acompañan. . En contraposición, considero que no siempre sucede eso, sino que, en la mayoría de las familias, instituciones, etcétera, este tema sigue siendo tabú, (aunque si consideramos la palabra tabú, como prohibición y prohibición con posibilidad de transgredir. Quizás, existan otras formas de resolver estas situaciones, que pueden implicar no vulneraciones de derechos, porque vivir al margen de los limites tradicionales de los sexos, es un gran desafío, fundamentalmente atravesado por las miradas adulto-céntricas y conservadoras.

.