¿Qué es la Sextorsión?
Por Merlina Castro

Sextorsión (extorsión sexual) es un tipo de violencia y de chantaje, que se realiza con la imagen o video de una persona desnuda , que esta ha compartido a través de Internet, o que un tercero ha robado o hackeado de algún dispositivo o alguna plataforma virtual. La persona que resulta víctima de esta extorsión o chantaje es coaccionada por otrx para tener relaciones sexuales, para que se le envíe fotos o videos pornográficos, o realice otras acciones como por ejemplo, entregar dinero, bajo amenaza de que si no lo hace se difundirán sus fotos o videos. El chantaje, generalmente se realiza por Internet y es realizado por conocidos, ex-parejas o personas desconocidas por medio de imágenes obtenidas en el marco de una relación sexo-afectiva o bien de fotografías obtenidas a través de webcams, email, mensajería instantánea, teléfonos u otros dispositivos móviles. La sextorsion, también, como se informa en el sitio web www.sextorsion.es, es realizado con objeto de un abuso sexual, una explotación pornográfica para uso privado, para redes pedófilas o comercial, una extorsión económica o cualquier otro tipo de coacción.
Se trata de un delito cibernético que puede vincularse a otros, y como tal, es denunciable.

Más información en: //www.sextorsion.es

.

Visibilizando la violencia
Por Silvana Gabriela Palestrini

Es común en entrevistas a mujeres en situación de violencia frases como “mi pareja me empezó a maltratar cuando me pegó en…” identificando el inicio de la violencia cuando ésta se manifiesta de forma física, teniendo que orientar la entrevista con preguntas directas para indagar si con anterioridad habían sufrido situaciones donde se les cuestione o coarte el acceso al dinero o hayan sido desvalorizadas o que su pareja les haya gritado, respondiendo, esas mismas mujeres en su totalidad, de forma afirmativa y es a partir de ello que pueden identificar que la violencia estaba ya instalada, antes de la aparición del golpe.
Analizando las posibles causas, ubicaría la naturalización de la violencia, que tiene como base la sociedad patriarcal que ubica al hombre por sobre la mujer, que avala un supuesto derecho de éste a cuestionar el destino del dinero del hogar, que define a la mujer con adjetivos descalificativos, que sitúa al hombre como quien es la autoridad en la casa por lo que se normaliza que se comunique o transmita reglas de modo autoritario, entre otras cosas.
A partir de esto es necesario informar y difundir los diferentes tipos de violencia que pueden atravesar un vínculo, a saber, violencia económica-patrimonial que se describe como el impedimento o control del acceso de la mujer a producir o decidir en la administración del dinero que ingresa a la casa; la violencia física se refiere a cualquier acción u omisión que ponga en riesgo la integridad física de la mujer; la violencia psicológica es la que causa daño emocional y disminución de la autoestima y /o perjudica el desarrollo pleno de la mujer; la violencia sexual es cualquier situación que afecte el derecho de la mujeres a decidir sobre su vida sexual y reproductiva y la violencia simbólica que es la que a través de estereotipos le asigna un rol específico a la mujer. Estos cinco tipos de violencia son denunciables y son las descriptas en la ley Nacional número 26.485 “Ley de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que se desarrollen sus relaciones interpersonales” en el Articulo 5. A las que personalmente sumaría la violencia ambiental que es la que se asocia a las acciones violentas dirigidas a los objetos con el fin de generar temor y la violencia social leída como cualquier tipo de limitación que se le intente realizar a las mujeres en cuanto al desarrollo de sus relaciones sociales, aislándola.
A partir de lo expuesto es necesario e imperioso apuntar a la desnaturalización y visibilización de la violencia en todos sus tipos y no entender que surge recién en el momento del golpe, ya que seguramente desde antes existieron de otros modos.

Si sos una mujer en situación de cualquier tipo de violencia o conoces a alguien que lo esté llama al 144 las 24 HS. es gratuita, acércate a la Dirección de Políticas de Género, en Alsina 2383 esquina Cañuelas o llama al 4452-1431 de lunes a viernes de 8 a 15Hs.
También podes llamar al 15-6499-8440 guardia telefónica pasiva de la Dirección de Políticas de Género.
TENES DERECHO A UNA VIDA SIN VIOLENCIA. NO ESTAS SOLA.

*Licenciada en Psicología Silvana Gabriela Palestrini
Matrícula Nacional N º 42.828/ Matrícula Provincial Nº 84.799
Coordinadora de la Dirección de Políticas de Género de Hurlingham
Directora de políticas de Género
Municipio de Hurlingham

.

Cecilia Cabriza, directora adjunta de la orquesta municipal.
Por Merlina Castro

La Hora Mujer tuvo la oportunidad de entrevistar a la directora adjunta de la orquesta municipal de Hurlingham, nos cuenta sus inicios en la música, y su mirada como mujer siendo directora de una orquesta.
Mi nombre es Cecilia Cabriza y estoy acá trabajando como directora adjunta de la orquesta municipal de Hurlingham.
¿Qué es lo que escuchamos hoy y como fueron tus inicios en la música?
Escuchamos la abertura Egmont de Beethoven. Yo empecé estudiando flauta dulce y flauta traversa, en mi casa todos hicimos iniciación musical, parte de eso también fue haber tocado la guitarra. Luego cuando termine el secundario no sabía mucho que hacer, iba a estudiar filosofía, y la psicóloga de orientación vocacional me había dicho que no iba a tener tiempo para tocar la flauta si estudiaba filosofía y ahí me di cuenta que no, me decidí por estudiar la flauta. Entre a una orquesta de la facultad de medicina de la UBA y ahí me decidí por el estudio de la dirección orquestal.
Me gustaba el trabajo del ensayo, por ahí tampoco era el ímpetu de la dirección sino más bien el hecho de hacer música con otros. Siempre hice cámara, tocaba 2 notas y ya tocaba con piano, o tocaba con otros músicos porque me gustaba ese trabajo compartido de la música.
Es compartido pero uno ve que cada director tiene su visión de lo que quiere escuchar y como lo quiere escuchar ¿no?
Si hay muchos perfiles de director, hay algunos que dejan tocar más que otros y tenés a los que tienen una idea tan formada en la cabeza y tan inamovible que no toman por ahí algunas ideas de los músicos. A mí me parece que hay que tomar las ideas de los músicos y proponer también las propias ideas, probar lo que a uno le gusta y utilizar en el buen sentido los talentos de los músicos de la orquesta, que son muchos.
¿Consideras que hay una mirada de mujer dirigiendo?
Yo pienso que sí, hay una cosa de estar atenta a todos que es muy en el hecho de la mujer, que tiene dominio sobre todo lo que la convoca o le toca, y hay una sensibilidad, una cosa muy musical-artística que evidentemente no es igual en el hombre y la mujer.

.

“Si nosotras miramos, el mundo se transforma”
Por Merlina Castro

El primer Encuentro de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales se realizó el 22 de abril en el Espacio de la Memoria (Ex Esma) y simultáneamente, en otras provincias de nuestro país (Neuquén, Río Negro, Mendoza, Córdoba, Santa Fe y Misiones), bajo el lema: “Si nosotras miramos, el mundo se transforma”. Se realizaron distintos debates entre lxs asistentes, con el objetivo de hacer visible y luchar organizadamente contra la problemática de la desigualdad de género existente en nuestra sociedad, que ubica a las mujeres (cis, trans, y lesbianas) en un lugar de desventaja respecto de los varones, haciendo hincapié específi-camente en los diversos ámbitos de trabajo de medios audiovisuales, donde la mujer es discriminada, y generalmente ocupa lugares de asistencia, y donde es prepon-derante la mirada masculina machista, tanto delante como detrás de cámara. "Contra la precarización laboral; por la paridad con los varones: mismo trabajo, mismo salario; contra el vacío legal, el desamparo y discriminación frente a la maternidad; por el cupo del 50 por ciento de participación frente a la escasa represen-tación femenina en producciones, comités, jurados e instituciones", expresó a Télam la camarógrafa Julia Zárate, como parte de los reclamos, resaltando que "la participación de las mujeres en la industria cinematográfica no llega al 10 por ciento".