YOUTUBE LA HORA


El machismo que no se ve
Por Merlina Castro

Se llama “micromachismos”, término acuñado por el terapeuta argentino Luis Bonino, a los comportamientos de control, de dominio “suave” o de “baja intensidad” que son ejecutados por los varones con o sin conciencia de ello, para reforzar su poder sobre las mujeres. Son hábitos incorporados, que en general la sociedad no reconoce como machismo y que se manifiestan como “pequeños”, sutiles y cotidianos controles, imposiciones, abusos de poder que los varones ejercen reiteradamente.
Luis Bonino clasifica los micromachismos en cuatro tipos:
Los micromachismo utilitarios, “que fuerzan la disponibilidad feme-nina usufructuando y aprovechándose de diversos aspectos `domésticos y cuidadores´ del comportamiento femenino tradicional, para aprovecharse de ellos.
Se realizan especialmente en el ámbito de las responsabilidades domésticas. Por ejemplo, cuando los varones dicen que “ayudan” a las mujeres con las tareas domésticas o el cuidado de lxs niñxs, como si estas actividades fueran propias de las mujeres y ellas tuvieran mayor capacidad para hacerlas, cuando esto no es así, y nadie debe “ayudar” a nadie, sino que las responsa-bilidades deben ser compartidas ya que cualquier adultx puede realizar estas tareas.
-Los microma-chismos encubiertos, “que abusan de la confianza y credibilidad femenina ocultando su objetivo”.
Por ejemplo, silencios, actitudes paternalistas, mal humor mani-pulativo, etc.
-Los microma-chismos de crisis “que fuerzan la permanencia en el statu quo des-igualitario cuando éste se desequilibra, ya sea por aumento del poder personal de la mujer, o por disminución del del varón”. Por ejemplo, reclamos que se les hacen a las mujeres cuando consiguen trabajo u ocupa su tiempo en actividades para ella.
Los microma-chismos coercitivos “que sirven para retener poder a través de utilizar la fuerza psicológica o moral masculina”. Por ejemplo, que los varones sean quienes decidan que se ve en la televisión, que ocupen el mejor sillón de la casa, desvaloricen opinio-nes de las mujeres o las hagan callar.
Es necesario que los varones puedan repensar acerca de su masculinidad e identificar este tipo de actitudes para que puedan modificar estas prácticas cotidianas que afectan a la autonomía y libertad de las mujeres.


Por Merlina Castro

Se llama Grooming a la acción deliberada de un adulto de acosar sexualmente a un niño, niña o adolescente, mediante el uso de Internet.

El Grooming siempre es realizado por adultos con el objetivo de ganarse la confianza y “amistad” de unx menor de edad, generalmente creándose un perfil o usuario falso con una foto de otra persona en las redes sociales, sala de chat, etc., donde se hacen pasar por un chico o una chica, y logra obtener fotos o videos de lxs chicxs, de índole sexual o erótica, a través de la manipulación y extorción. Además suelen obtener contraseñas y hackear cuentas, y utilizan programas que reproducen videos falsos para aparentar ser unx niñx o joven.
Cuando los acosadores logran obtener fotos o videos de lxs chicxs comienza un chantaje que es el momento en el que se amenaza a la víctima con hacer público ese material o con enviarlo a sus contactos personales, si no se le envían más videos o fotos o si se no acepta encontrarse personalmente. A su vez estos acosadores buscan que sus víctimas se alejen de sus seres queridos y asegurarse de que la relación se mantenga en “secreto”.
A partir de un proyecto contra el “grooming” promovido por Argentina Cibersegura, organización sin fines de lucro fundada por ESET Latinoamérica, junto a organizaciones y otros sectores de la comunidad, en el 2013 en nuestro país se aprobó la Ley de Grooming, que incorpora “al Código Penal el delito de la práctica del 'grooming' referente a la utilización de medios electrónicos destinados a ejercer influencia sobre un menor para que realice prácticas sexuales explícitas o actos con connotación sexuales". Por lo tanto, cuando este sea detectado, debe ser denunciado en una comisaría o fiscalía. Conservar las conversaciones que se han tenido con el acosador, como también las fotos que éste pudo haber enviado al chicx, son datos que servirán de pruebas para aportar a la denuncia.
Es importante que los niños, niñas y adolescentes puedan hablar con adultxs responsables y confiables en caso de estar siendo afectados por el grooming, y que no sean “culpabilizadxs” si no, escuchadxs y acompañadxs. También es importante, que se les puedan transmitir algunos consejos para prevenir que sean víctimas de este delito: no agregar a contactos que no se conocen personalmente en las redes sociales, no enviar fotos videos, o dar datos personales a desconocidos ni utilizar la cámara web con estos, configurar la privacidad en las distintas redes sociales y las distintas opciones existentes para que no cualquiera pueda acceder al perfil personal, utilizar contraseñas seguras en los dispositivos que se usen, pensar en qué fotos e información se publican en las redes sociales o páginas webs, no mantener en “secreto” ninguna situación que les pueda haber dado vergüenza o miedo al hablar con alguien a través de alguna red social o por celular.

Realidad virtual para tod@s

Por Alejandra Cogan / Seguime en Twitter: @Alejandr /
Interesanteinfo-pay@yahoo.com.ar

Si tenés un celular de gama media para arriba y $200 podés experimentar la realidad virtual. Incluso si no tenés $200 podés hacerte tu propio “artefacto” gracias a los miles de videos y planos para construir uno vos solit@. ¿De qué estoy hablando? Del Google Cardboard: un aparato que está hecho de cartón (cardboard: cartón en inglés) que permite que disfrutes de la realidad virtual a bajo precio y buena calidad.
¿De qué se trata la realidad virtual?
La realidad virtual se logra utilizando una serie de tecnologías que apuntan a lograr una sensación de vivir un mundo que no es el que estamos habituados. Utilizando lentes, auriculares, sensores de movimiento y con programas especialmente diseñados podemos meternos dentro de otra realidad que ha sido construida en su totalidad en las computadoras. Google ha permitido que esta experiencia que ha sido carísima, esté al alcance de casi todos los usuarios de teléfonos inteligentes.
¿Cómo funciona esto?
Mejor lo explica Daniel Franca, del sitio www.educ.ar
“El secreto de su funcionamiento no es nada muy complicado: la estructura de cartón sirve para sostener el móvil a unos 4 centímetros de nuestros ojos, y restringir todo el resto del campo visual. En la pantalla, las imágenes aparecerán duplicadas, pero al estar tan cerca de nuestros ojos, y ayudadas por los pequeños lentes que hay que colocar en la caja, parecerán transformarse en una sola imagen en tres dimensiones.
Los pasos para fabricarlo son bastante sencillos: primero hay que bajar la aplicación de Cardboard en cualquier teléfono con sistema Android (si no la encuentran, puede ser que todavía no esté disponible para el modelo de sus teléfonos, pero no se preocupen, semana a semana aparece disponible para nuevos aparatos), luego bajar e imprimir los planos del anteojo de cartón, para luego proceder a recortar y pegar todo según las instrucciones y así llegar a nuestro objetivo. Un dato para aquellos que se animen a hacerla: el único componente difícil de conseguir son las lentes de enfoque (básicamente, son pequeñas lentes de plástico que no tienen aumento pero que nos permitirán enfocar bien nuestra vista teniendo el celular tan cerca de los ojos). Cuando realizamos el experimento en educ.ar, optamos por desarmar unos binoculares de juguete y usar las lentes que venían en él. El resultado no es óptimo pero se acerca bastante.”

Pros
* Muy barato
* Funciona tanto para Android como para IOS.
* A pesar de que está en el mercado desde hace un par de años hay mucho para explotar lo que lo hace interesante para aquellos que desarrollan aplicaciones.

Contras
* Todavía no hay tantas aplicaciones y algunas no funcionan correc-tamente.
* Requiere giroscopio –algunos celulares no tienen.
* La parte donde se apoya la frente se ensucia fácilmente.
* Hay que sostenerlo con ambas manos y a veces resulta incómodo. Aún agregándole una “vincha”, resulta molesto.

Lo que a mí me parece:
Para aquellas personas que no saben qué podrían estudiar y les gusta la informática, este es el momento para empezar a desarrollar aplicaciones para realidad virtual. En los últimos lanzamientos de celulares – por ejemplo Samsung S7/S7 Edge – se destacó la apuesta en la tecnología para realidad virtual.