Débora juega al golf

Estuvimos con Débora Orieta, vecina de Hurlingham, que le apasiona jugar golf y ahora vive en Estados Unidos.

Ella nos contaba: “arranque a jugar golf a los quince años, al principio me parecía medio raro, pero una vez que estas adentro del ambiente, ves que hay muchísimas buenas jugadoras en Argentina y encontras muchísimas canchas de golf que si no estás en el ambiente, parece como que no hay. Comencé a practicar este deporte, porque lo acompañaba a mi papá y me pareció un lindo desafío, actualmente estoy en Oklahoma estudiando nutrición, termine mi primer año de carrera. Por suerte en golf, no tuve la posibilidad de ganar un torneo pero si termine sexta en dos de los torneos que participe, ganando regionales y eso me permitió jugar nacionales en Georgia, así que estoy muy contenta. La adaptación fue difícil el primer semestre pero soy una persona flexible, no me cuesta mucho adaptarme e hice amigos rápidamente. Al principio se me hizo complicado con el idioma, comunicarme con mi entrenador, en seguir las instrucciones o tenía que preguntar más de dos veces, pero ellos también estaban acostumbrados a recibir jugadores internacionales y eso me sirvió para ir soltándome de a poco. Antes de llegar a la Universidad, que se llama Redlands Community College, ellos ya sabían mis resultados en los torneos, generalmente hacen videos llamadas, con la ayuda de la tecnología y cuando llegue me recibieron muy bien. Creo que jugar al golf es un lindo desafío, donde jugas con personas de distintas edades, el ambiente es muy sano y fresco por el hecho de estar en actividad. Hay academias de golf donde encontras chicos desde los ocho años, que podes hablar de todo y eso es un lindo incentivo”

.