YOUTUBE LA HORA

Comer bien y sano

.

Los desayunos naturales

Por Silvia Brude:
Docente Naturista Instructora en Formación Profesional Cursos y
Talleres de cocina naturista terapéutica
Tel.4665-6408 / naturasilvia@yahoo.com.ar
www.naturasilvia.com.ar / facebook: Naturasilvia


Con el apuro de la mañana, no siempre nos damos cuenta de que un mal inicio del día puede ser la causa de muchos trastornos que podemos arrastrar durante horas. Del mismo modo un buen despertar y un desayuno equilibrado serán fuente de energía para la jornada.
La mañana es un momento privilegiado del día que, generalmente se suele descuidar. Lo ideal es dedicar los primeros momentos a despertarnos con suficiente tiempo, sin sobresaltos y cuidándonos no solo exteriormente, aseándonos y vistiéndonos, sino también interiormente eligiendo alimentos sanos y nutritivos.
La supresión del desayuno es un fenómeno que ocasiona una distribución inadecuada de los alimentos ingeridos a lo largo del día. La comida del mediodía y sobre todo la merienda y la cena, se sobrecargan. Se alarga innecesariamente el ayuno nocturno, para después proporcionar al organismo todos los nutrientes y calorías en una sola comida. Por una parte se produce una importante bajada glucémica durante la mañana, apareciendo una sensación de ansiedad y la tendencia a “picar” alimentos poco adecuados entre horas.
Para las personas que no sienten apetito al levantarse, es aconsejable desayunar en base a frutas o jugos. Un vaso de jugo recién exprimido o licuado, aporta la glucosa que necesitamos y resulta apetecible para todo el mundo. Mas tarde podemos preparar un sándwich con pan integral, tomate, queso y aceitunas como verdadero desayuno en la media mañana, en lugar del café o el café con leche. De este modo se evita llegar al mediodía cansados y ansiosos por comer cualquier cosa que se nos ponga por delante.
Para todas las personas; adultos o niños se recomienda un desayuno en el que no falten las vitaminas y minerales de la fruta. Los carbohidratos y la fibra de los cereales, las proteínas de los lácteos, preferentemente fermentados como los quesos, el yogurt y el kéfir y los frutos secos.
Una buena opción: Una riquísima compota para el desayuno
½ taza de pasas de uva sultaninas (sin semillas) – 1 taza de agua – 1 Kg. De manzanas y/o peras peladas y trozadas – 1 cucharada de canela en polvo – 1 cucharada de ralladura de naranja – un puñado de almendras o nueces trozadas.
Cocinar las pasas en el agua durante 10 minutos, añadir el resto de los ingredientes (sin la fruta seca) y cocinar 20 minutos más. Apagar el fuego y endulzar a gusto, preferiblemente con un poco de miel. Servir caliente o fría según la estación, espolvoreada con las nueces o almendras.

.